Experto en Genómica Microbiana del CBIB realiza charla en Clínica Santa María

El Dr. Eduardo Castro, líder del laboratorio de Genómica Microbiana del Center for Bioinformatics de la UNAB, expuso sobre el origen y desarrollo del microbioma en humanos y de cómo éste puede ser alterado por antibióticos.

Dr. Eduardo Castro

Dr. Eduardo Castro

El pasado 23 de mayo en la Clínica Santa María, Eduardo Castro, Bioquímico de la Usach, y Doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad de George Washington, realizó una charla informativa sobre Genómica Microbiana para el equipo de Ginecología y Neonatología de la Clínica Santa María.

La instancia tuvo como tema central el origen y desarrollo del microbioma (conjunto de microbios que viven en el intestino humano), y de cómo existe evidencia de que su desarrollo comienza antes del nacimiento.

“Más específicamente, sobre cómo el microbioma puede ser perturbado por antibióticos, probióticos, y el medio ambiente, dejando huellas que se pueden detectar a largo plazo”, detalla el experto.

Otro de los temas desarrollados durante la charla fue cómo el nacer por cesárea estaría relacionado con mayor riesgo de desarrollar asma, enfermedades autoinmunes, e incluso alergias alimentarias.“Esto porque, cuando un niño nace por cesárea, su microbioma es significativamente diferente al de un niño nacido por parto natural. Se cree que estos microorganismos que el niño nacido por cesárea no posee, están involucrados -en parte- en la maduración del sistema inmune”, señala el investigador.

Esto explicaría por qué tendrían un mayor riesgo de desarrollar asma u otra “sobre reacción” del sistema inmune.

“La cesárea influye en qué microorganismos colonizan al bebé. Niños nacidos por cesárea tienen un microbioma que se parece al de la piel, en cambio los nacidos por parto natural tienen un microbioma que se parece más al vaginal. Esto influye en la dotación inicial o siembra de microorganismos en el bebé, lo cual impacta el desarrollo del microbioma respiratorio, oral, intestinal, etc”, dice el experto.

Otras alteraciones estarían provocadas por el uso temprano de antibióticos, “lo que también altera el microbioma de los bebés y los dejaría más propensos a infecciones, y problemas inmunes”, indica Eduardo Castro.“En el fondo, el sistema inmune no tiene la oportunidad de aprender qué es normal o ajeno, y eso aumentaría el riesgo de contrarer estas enfermedades”, agrega.

¿Qué mejoras se podrían hacer en neonatología teniendo este conocimiento?

El doctor en Ciencias Biológicas comenta que se podrían desarrollar terapias para corregir o restablecer el microbioma del recién nacido por cesárea, “como una especie de probiótico o chamito para el bebé, y así disminuir el riesgo de asma u otras enfermedades”.

Share this news: